Arthur David Hall III

Arthur David Hall III (1925-2006) fue un Ingeniero Electricista de la Universidad de Princeton (U.S.A.) graduado en 1949 y miembro fundador del Instituto de Ingenieros Electricistas y Electrónicos de los Estados Unidos (IEEE). Por algunos años trabajó para los Laboratorios Bell hasta que fundó su propia empresa de consultoría en el campo de la Ingeniería de Sistemas. En el año 1962 publicó el libro "Una Metodología para la Ingenieria de Sistemas" ("A Methodology for System Engineering", en ingles), el cual se convirtió en el primer tratado significativo de Ingeniería de Sistemas, mezclando tanto los aspectos filosóficos como los técnicos de dicha materia.

METODOLOGIA

La Metodología para el Diseño de Sistemas de Arthur David Hall es una gran contribución no sólo para el campo de la ingeniería, que es una disciplina por derecho propio, sino para profesores y trabajadores en el área de las ciencias y la Investigación de Operaciones. Consta de siete pasos principales: Definición del problema, Selección de objetivos, Síntesis de sistemas, Análisis de sistemas, Selección del sistema, Desarrollo del sistema e Ingeniería.

1. Definición del Problema

Se busca transformar una situación confusa e indeterminada, reconocida como problemática y por lo tanto indeseable, en un estatuto en donde se trate de definirla claramente. Esto sirve para:
a) Establecer objetivos preliminares.
b) El análisis de distintos sistemas.
De la definición del problema a los demás pasos de la metodología dependen de cómo haya sido concebido y definido el problema. Si la definición del problema es distinta a lo que realmente es, lo más probable es que todo lo que se derive del estudio vaya a tener un impacto muy pobre en solucionar la verdadera situación problemática.

2. Selección de Objetivos

Se establece tanto lo que esperamos del sistema como los criterios bajo los cuales mediremos su comportamiento y compararemos la efectividad de diferentes sistemas.
Primero se establece que es lo que esperamos obtener del sistema, así como insumos y productos y las necesidades que este pretenda satisfacer.
Ya que un sistema técnico se encuentra dentro de un suprasistema que tiene propósitos, aquel debe ser evaluado en función de este. No es suficiente que el sistema ayude a satisfacer ciertas necesidades. Se debe escoger un sistema de valores relacionados con los propósitos de la organización, mediante el cual se pueda seleccionar un sistema entre varios y optimizarlo. Los valores más comunes son: utilidad (dinero), mercado, costo, calidad, desempeño, compatibilidad, flexibilidad o adaptabilidad, simplicidad, seguridad y tiempo.

3. Síntesis del Sistema

Lo primero que se debe hacer es buscar todas las alternativas conocidas a través de las fuentes de información a nuestro alcance. Si el problema a sido definido ampliamente, él número de alternativas va a ser bastante grande. De aquí se debe de obtener ideas para desarrollar distintos sistemas que puedan ayudarnos a satisfacer nuestras necesidades. Una vez hecho esto, se procede a diseñar (ingeniar) distintos sistemas. En esta parte no se pretende que el diseño sea muy detallado. Sin embargo, debe de estar lo suficientemente detallado de tal forma que los distintos sistemas puedan ser evaluados.

4. Análisis de Sistemas

La función de análisis es deducir todas las consecuencias relevantes de los distintos sistemas para seleccionar el mejor. La información que se obtiene en esta etapa sé retroalimenta a las funciones de selección de objetivos y síntesis de sistema. Los sistemas se analizan en función de los objetivos que se tengan.

5. Selección del Sistema

Cuando el comportamiento de un sistema se puede predecir con certidumbre y solamente tenemos un solo valor dentro de nuestra función objetivo, el procedimiento de selección del sistema es bastante simple. Todo lo que se tiene que hacer es seleccionar el criterio de selección. Cuando el comportamiento del sistema no se puede predecir con certidumbre y se tienen distintos valores en función de los cuales se va a evaluar el sistema, no existe un procedimiento general mediante el cual se puede hacer la selección del sistema.

6. Desarrollo del Sistema

En base al diseño que se había hecho del sistema durante la fase de síntesis del sistema, se hace un diseño detallado del mismo, para esto, se puede utilizar la técnica del síntesis funcional, mencionado anteriormente. Una vez que el sistema esta en papel, hay que darle vida, desarrollarlo. Él número de personas que toman parte en esta operación depende de la magnitud del sistema. Una vez que el sistema funcione como se pretendía, y antes de que se ponga en operación, deben de desarrollarse documentos que contengan información sobre su operación, instalación, mantenimiento, etc.

7. Ingeniería

En esta etapa no consiste en un conjunto de pasos más o menos secuenciales como en otras partes del proceso. Consiste en varios trabajos los cuales puedan ser calificados de la siguiente forma: a) Vigilar la operación del nuevo sistema para mejoras en diseños futuros. b) Corregir fallas en el diseño. c) Adaptar el sistema a cambios del medio ambiente. d) Asistencia al cliente. Esta etapa dura mientras el sistema esta en operación.